domingo, 27 de octubre de 2013

¡¡SÍ SE PUEDE...!!

DESAHUCIO PARALIZADO

El pasado lunes, acudimos muchas personas al intento de paralización del desahucio que se iba a acometer a la familia formada por Jelloul, Kaourtar y su hijo de 6 años.

Éste desahucio se producía en la Avd. País Valencià 24 de Sagunto y estaba previsto a las 9 de la mañana.

El juzgado nº 4 de Sagunto estaba invitado a formar parte de la horrible fiesta que Bankia había preparado para esta familia, pero no acabó de llegar.

A lo lejos y, en la misma acera, se veía a un hombre con camisa planchadita y pinta de banquero que actuaba nerviosamente, en compañía de otra persona que vestía de corto y no sacaba las manos de los bolsillos.
Ya contábamos, para las 10 de la mañana con la inestimable cooperación y compañía de las fuerzas del orden que velaban por nuestra integridad y nos escoltaron muy amablemente y que se presentaron cortésmente. Eran simpáticos. Se apostaron formando un cordón contra la pared del edificio colindante y aguantaron estoicamente allí hincados.

Oscar, se acercó a la pareja de la acera para preguntarles quienes eran, pues recelábamos de ellos y sí. Eran el procurador y el cerrajero. Tras piropear la labor del cerrajero en este caso y alabarlo por elegir estas prácticas terrorífico-bancarias, allí se quedaron, hasta que se marcharon con paso acelerado.

Oscar los siguió, pues se desviaron hacia la estación de Renfe y los vio reunirse con la comisión judicial, a escondidas del grupo de activistas que habíamos en la puerta de la vivienda afectada. De fondo se oían las consignas de las compañeras contra la banca asesina y, en especial, contra Bankia, cuando se disolvieron los de la reunión. Por parejas, (comisión y los otros dos), cruzaron la avenida dirigiéndose a una de las calles de allí al lado.

Comprobamos entonces, con horror, como ésta gente no para y no descansa y vimos al cerrajero portar su caja de herramientas en la mano. Se introdujeron en un portal y la cosa estaba bien clara. SE ESTABA COMETIENDO OTRO DESAHUCIO ALLÍ AL LADO.

La Concejala de Servicios Sociales de Sagunto, nos visitó a pie de calle y en la puerta del desahucio. Había ido bien temprano al banco y a los Juzgados y no traía malas noticias. Parecía que se había paralizado, pero teníamos que confirmarlo. 

De nuevo, el portavoz de nuestra particular escolta policial, nos avisó de que se marchaban, pues aquello se había suspendido, pero aun recelábamos.

Las personas que habíamos en la puerta, clamamos el ¡¡SÍ SE PUEDE!! y respirando aliviados, aunque aun había que ir a los juzgados.

Allí, también nos dijeron lo mismo, viendo consumada la paralización del desahucio...

De nuevo, conseguimos paralizar un desahucio. Esta vez, nos ha tocado llegar hasta la puerta de la vivienda, (pero no importa, dado el resultado).

Ahora, el tema está en manos del banco, que está negociando el alquiler social...

Pah Morvedre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario