martes, 10 de septiembre de 2013

LA LEGALIDAD BIEN ENTENDIDA

 
                                          LA LEGALIDAD BIEN ENTENDIDA (PAH VERSUS BANKIA)
Las malas artes y el insulto a la legalidad, quedó patente en una oficina de BANKIA de Puerto Sagunto.
Hartas ya de mareos telefónicos, cartas divagantes y escusas varias, varias personas afectadas por esta Entidad la tomaron, (pacíficamente), con el propósito de entregar y registrar los escritos que reflejaban una posible solución a sus casos.
La entrada fue sencilla y sin problemas, (recordemos que han recortado en personal y seguridad), por lo que entraron de cuatro en cuatro, escrito en mano y se posicionaron al fondo, cerca de la oficina de la Directora. Ésta no estaba, (estaba almorzando) y, se comunicó el motivo de la ocupación en voz alta.
No tardó nada de nada en protestar una de las empleadas que estaba tras la pecera al grito de… “¡¡Hey, hey, hey… Baja la voz, que molestas y hay clientes…!!”.
Las personas compañeras que no entraron a la Entidad, ya estaban posicionadas en la puerta con bombo, tambores, platillos, cacerolas y pitos y las pegatinas empezaron a cubrir la fachada…
Dentro, los teléfonos echaban chispas… Nadie sabía qué hacer, (más que nada, porque se han acostumbrado a no llevarse algún susto que otro) y, entonces las compañeras de fuera empezaron a sacar fotografías y a grabar. La misma empleada, se levantó como si tuviera un muelle y salió corriendo para gritar que no grabaran y amenazando con llamar a la policía. Y lo hizo… Mientras tanto, las compis de dentro seguían pidiendo el registro de los escritos que portaban.
Una pareja de la Policía Local apareció enseguida por la puerta y la “super-empleada”, creyó ver la salvación, pero no… La prepotencia de ciertas personas, les hace creerse intocables y quería que los agentes quitaran el móvil a quienes habían grabado. ¡¡ERROR…!!. Se puede grabar, pero no reproducir públicamente la imagen de agentes, trabajadores o clientes. Así se le recordó a esta Sra. y a los agentes. Estos salieron a la calle y recordaron a las compis de la calle que tuvieran cuidado con bajar de la acera, por el riesgo de ser atropellados.
¡¡Y ya está…!! Eso es todo por parte de la Policía Local, pues tenían faena que hacer…
Entonces apareció por la puerta la Sra. Directora. Con una sonrisa en la cara, nos agradeció, (irónicamente), el recibimiento, pero esa sonrisa le duraría poco. La pusieron al día y se dedicó a hacer sus cosas, pasando olimpicamente de las compañeras, a la vez que éstas le pedían el registro de los escritos. “No pienso hacerlo…”, nos increpó.
Otra empleada que estaba en una de las mesas, produjo varios enfrentamientos, increpando a las compañeras por defender que su banco no engaña, no estafa y no roba. Tras rebatir sus palabras con cifras y números, ésta empleada nos seguía increpando, como la clásica trabajadora de banca que piensa que va a heredar la Entidad.
Y llegó la Policía Nacional, (Secreta), a la Entidad. Como portavoces de la acción, dos compis fueron preguntados por estos sobre lo que se pedía. “Registrar los escritos en los que se solicitaba dación en pago, alquiler social, condonación o refinanciación en los casos de las compañeras presentes”.
La Policía entró a hablar con la Directora, que admitió recibirlos y entraron. Ya dentro, las personas portavoces de la Pah Morvedre, pidieron también un Interlocutor válido para la zona del Camp de Morvedre, que medie entre la Entidad y la Pah Morvedre.
La pregunta de la Sra. Directora fue, que cómo querían que hiciera eso… “Por teléfono mujer… Por teléfono… Tienes toda la mañana para hacerlo…”. (Menudo careto puso. Por lo visto, el jefe de zona estaba ese día en Castellón).
El siguiente inconveniente fue que se negaba a registrar los escritos de los clientes que no fueran de esa oficina… ¡¡ERROR…!! “Art. 13 de la normativa de funcionamiento del SAC-Bankia: las quejas o reclamaciones de los clientes, se podrán entregar en cualquier oficina pública del grupo de Bankia…”
Y nada… A registrar… (Todo bajo la atenta supervisión de los agentes). Una a una, fueron pasando las compis para que la Directora les registrara el documento, con un cabreo importante por parte de ésta. Realmente, los clientes que no han conseguido ayuda de esta Sra. ya habían dicho varias veces las malas pulgas que se gasta.
Y ahora, lo siguiente. El Interlocutor. De nuevo, teléfono y más teléfono, hasta que la Directora les dijo que había que solicitarlo por escrito. Hecho… ¿Engañadas…? Es posible, pero ellos van a salir perdiendo. Volverían. En el plazo de una semana, debe comunicarse con la Pah Morvedre el Jefe de zona y solucionar ese punto.
Debido al trato recibido, las compis deciden poner una reclamación por la actuación de la oficina. Sólo iban a registrar sus escritos, como clientes de Bankia. ¿Es ilegal o está prohibido acaso? Pues adelante. De nuevo, careto de la Directora y mediación de la policía, pues es legal completamente.
Aquí es donde aparece un guardia de seguridad… (Por lo menos y, haciendo esto, se le da trabajo a alguien…).
La Directora le dijo a las compis que esperaran 10 minutos, que se acabaron convirtiendo en 20, 30… Y por fin llegan las hojas de reclamación, pero faltan cinco y, (con toda la jeta), invitan a las compis a “IR A OTRA OFICINA…” ¡¡Increible!! Naturalmente, no se mueven de allí y se amenaza con llamar a la policía local, pues deben tener hojas suficientes, por lo que la Sra. Directora tuvo que llamar a otra Entidad para que trajeran más.
Mientras tanto, las compañeras que sí tenían hojas, las fueron rellenando, poniendo en el apartado de quejas:
“Vejaciones, mal trato y retraso injustificado por parte de la Directora y dos empleadas de la Entidad de Bankia contra varios clientes de la misma que sólo trataban de registrar unos escritos…”
Como una hora más tarde, llegaron el resto de hojas y se rellenaron igualmente, mientras se veía cómo se cerraba la oficina siendo aun horario comercial, hecho que las compis comunicaron a los clientes que aun había en la oficina, destacando que no eran ellas precisamente las que interrumpieran la marcha normal de la Entidad y que podían poner una reclamación.
Cuando todas las reclamaciones estuvieron rellenadas, se entregaron a la Directora, quien sólo puso en el hueco de los datos, “La Directora de la Sucursal” y las firmó. Al devolvérnoslas, no estuvimos de acuerdo, pues no tenían ni el cuño de Bankia, por lo que volvimos a protestar. Por medio de los agentes, entró en razón y cuñó todas las reclamaciones, quedándose ella con una hoja.
Siendo ya las 14:10 horas, las compis abandonan la Entidad… Ahora había que sellar la reclamación en el Ayuntamiento, si no… Papel mojado.
El recibimiento de las personas que aguantaron todo el tiempo en la calle a bombo, pito y platillo, fue… ¡¡EXPECTACULAR!! Gracias compañeras…
 
 
PD.- Al día siguiente, las compis que estuvieron dentro de la Entidad, sellaron las reclamaciones en el Ayuntamiento de Sagunto y de nuevo… ¡¡ERROR!! de la Directora… La hoja rosa para el inspector, no se la quedó. Veremos a ver qué explicación da…
Pah Morvedre


No hay comentarios:

Publicar un comentario